top of page

7 motivos para hacer colonias de esquí nórdico

Recordamos que el esquí nórdico, también conocido como esquí de fondo, ofrece muchos beneficios para tu centro y alumnos. Hemos intentado resumir y destacar 7 cualidades, ¡pero hay muchas más!

  1. Actividad física completa: El esquí nórdico es un deporte que implica el uso de todo el cuerpo, trabajamos los músculos de las piernas, brazos y tronco. Esto proporciona una actividad física completa y ayuda a mejorar la resistencia cardiovascular, la fuerza muscular y el equilibrio.

  2. Deporte de invierno accesible: El esquí nórdico es una actividad de invierno que es accesible para todos, independientemente de la edad o experiencia previa al esquiar. Es más fácil aprender que el esquí alpino y no requiere tanta habilidad técnica. Esto hace que sea una excelente opción para las escuelas, ya que todos los alumnos pueden participar y disfrutar de la experiencia.

  3. Conexión con la naturaleza: El esquí nórdico es una actividad que se realiza en entornos naturales. Por ejemplo en la estación de Aransa, los circuitos transcurren por bosques y paisajes nevados, además, se puede disfrutar de una fantástica vista de la Cerdanya. Esto brinda a los alumnos la oportunidad de conectar con la naturaleza, apreciar los espacios abiertos y gozar de la belleza de los entornos naturales mientras practican deporte.

  4. Trabajo en equipo y socialización: El esquí nórdico puede practicarse individualmente o en grupo, fomentando el trabajo en equipo y la socialización. En Viventeca organizamos las salidas de esquí nórdico en grupo, donde los alumnos pueden aprender a trabajar juntos, comunicarse y animarse mutuamente. Además por las tardes y noches organizamos actividades y talleres en la casa de colonias para poder cerrar una excelente vivencia. En invierno es muy importante seleccionar una casa de colonias muy confortable y bien situada, como Can Ribals.

  5. Desarrollo de habilidades cognitivas: El esquí nórdico requiere concentración y toma de decisiones constantes. Es necesario estar atento al entorno, evaluar los cambios en el terreno y adaptarse a las condiciones variables del deporte. Esta práctica estimula el desarrollo de las habilidades cognitivas, tales como la resolución de problemas, la toma de decisiones rápidas y la atención al por menor.

  6. Estimulación del espíritu de aventura y superación personal: El esquí nórdico puede presentar diferentes retos, como superar pendientes o distancias más largas. Esto ayuda a estimular el espíritu de aventura y la motivación para superarse a uno mismo.

  7. Promoción de estilos de vida saludables: El esquí nórdico es una actividad física que promueve un estilo de vida saludable. Ayuda a mantener un buen estado de forma física.

La actividad física en la era de las pantallas es básica para los alumnos de todas las edades, el descubrimiento de un entorno natural diferente y el contacto con la nieve generará vivencias que recordarán toda su vida.

2 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page